El espíritu de la Navidad

Solsticio de Invierno

En una leyenda de origen nórdico se cuenta que un espíritu llegó a la tierra procedente de una galaxia lejana ubicándose en la región norte, en lo que actualmente se conoce como la península escandinava. Este espíritu es visto como una energía que viene desde del centro de nuestro sistema solar y que llega cada año para brindar: paz, amor, armonía y alegría. Esta leyenda nace de la mitología nórdica y de las creencias del origen de nuestro mundo.
Según la tradición, el espíritu de la navidad se debe recibir con un ritual el 21 de diciembre, entre las 10:00 y las 12:00 pm, dicho ritual se caracteriza por sus rasgos completamente paganos, usando velas de colores, incienso, esencias, peticiones escritas, frutas y otros componentes que nada tienen que ver con el cristianismo, ni con el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo.
En realidad lo que se está celebrando o dándole la bienvenida es al solsticio de invierno que tiene que ver con la adoración del dios sol y todos sus enviados con sus energías supuestamente cargadas de regalo de los dioses.

Particularmente esta leyenda, las creencias o la razón, se unen para desencadenar reuniones en unión familiar para escribir una lista de deseos para tu planeta, tu país, tu familia, amigos y para sí mismo, utilizando el número 7 como un elemento que a pesar de ser matemático, en la numerología está asociado a la espiritualidad, la mezcla de lo terrenal y lo humano, la unión y el compartir a pesar de las diferencias, unidos para evolucionar y crecer como seres humanos. Una maravillosa escena espiritual donde se mezcla la fé, la esperanza y el amor.

Image

Muchos además de reunirse, decoran sus casas y el espacio de encuentro, con velas, imágenes adornos navideños con colores oro y plata, colocan y encienden velas e inciensos de mandarina, para atraer energías positivas; preparan y comparten frutos secos, mandarinas, pasapalos, dips o guisos con hierbas aromáticas, bebidas con alcohol, ponches de frutas, como si se tratara de una estrategia para colocar todos nuestros sentidos en acción, para unir toda esa energía en pro de nuestro prójimo.

Image

Al compás del otoño avanzado llegaron las naranjas, y al paso de diciembre, ya están aquí las dulces y aromáticas mandarinas…”

Una fruta asociada a la energía del sol o centro del universo, que ha recorrido el mundo entero con más de 1600 especies es la elegida ineludible de los diferentes rituales del espíritu de la navidad.

Recomendamos además leer este artículo de Manolo Méndez “Mandarinas y Clementinas”.

Por último, el equipo de “Exponoticia.com” les desea todo lo mejor que el universo les pueda proporcionar y que Dios bendiga sus hogares cada día con buena salud, unión, alegría, amor y prosperidad.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s